Feria de Abril

Feria de Abril, por Fernando Orgambides

🖊️ Fernando Orgambides http://www.fernandoorgambides.com/
🗓️ hace 5 años

La sevillana Feria de Abril tiene su origen en el caluroso verano de 1846, en plena Década Moderada, cuando un catalán y un vasco -Narciso Bonaplata y José María de Ybarra- proponen al Cabildo organizar del 19 al 21 de abril del año siguiente un mercado de ganado a repetir cada primavera. Este mercado acarreó desde su inicio el acompañamiento de casetas entoldadas, puestos y sombrajos, y quioscos y tiendas de quita y pon en las inmediaciones del Prado de San Sebastián, desde la Real Fábrica de Tabacos a las Puertas de San Bernardo y de la Carne. Y nació exitoso, puesto que ya en su primera edición, pese a primar la trata de ganado, en su alrededor se levantó una ciudad efímera en dónde abundaban los despachos de vinos y licores, o de gaseosas, y los puestos de lechugas y de menudencias variadas, o las freidurías de ruedas de pescadillas de Cádiz, la presencia de aguadores con sus búcaros anisados, la instalación de atracciones y teatrillos, y hasta un café-cantante -con velones, quinqués y escenario para actuaciones-, además de la venta de un extenso y variado género de dispar consumo, puesto que, al calor de quienes allí acudían, desde los tenderetes se voceaban frutas frescas y confitadas, tortas, turrones y garrapiñadas, cocos de allende los mares y dátiles de Berbería, avellanas y buñuelos, juguetes y baratijas, bronces, latones y canastos, y hasta ropa hecha, esta última desde los zaguanes de las casas de la calle de San Fernando que, protegidos del sol y libres de la polvareda, resolvían también la ausencia de probadores enganchando improvisadas cortinas junto a las cancelas. Con el paso de los años, este primitivo mercado de ganado con su correspondiente logística fue tomando cuerpo mayor y, sin perder la esencia de su origen, se convirtió en lo que hoy conocemos como Feria de Abril, estilizándose e incorporando sus propios cánones con el riguroso y sublime concurso del pintor Gustavo Bacarissa, de ahí la sevillana dualidad de los colores en vertical de sus casetas. Verdes listados, unas. Y granas listados, otras. Pañoletas, barandillas, reja fingida y farolillos de papel rizado. Enganches o troncos enjaezados, ya sean de mulas. O de caballos trenzados de crines y colas. Trajes de faena y de flamenca, con sus sus enaguas y volantes. Y el paseo de caballos, con sus amazonas y caballistas. Sobre albero alcalareño. Y entre cañas de manzanilla o catavinos de vino fino, que desterraban así del recinto los latigazos de Valdepeñas en pellejo tan tradicionales en la ciudad. Coroneles, en El Rinconcillo. Siempre al compás del jaleo y las sevillanas. Que en la segunda mitad del siglo XX llegan a las discográficas de hermanos en hermanos. Primero, los Hermanos Toronjo, de Alosno. Y después, los Hermanos Reyes, de Castilleja de la Cuesta. Pero esa ciudad efímera, edificada sobre costumbres andaluzas, se fue construyendo poco a poco, que es como las empresas que ambicionan futuro logran consolidarse. Y sentar sus reales. Por ejemplo, en 1863 se instala el Circo Price. Y, al año siguiente, se exhibe el primer castillo de fuegos artificiales. En 1869 ya escribe con todo detalle de ella Gustavo Adolfo Becquer al tiempo que la pinta su hermano Valeriano. Los farolillos son incorporados en 1877, coincidiendo con la visita de la reina Isabel II. Y en 1893, dada la fuerza que toma la Feria, los casinos sevillanos de la época se establecen poderosos entre la marabunta de pequeñas casetas montando estructuras de hierro por lo general ornamentadas con vistosas alegorías. La Exposición Iberoamericana de 1929 marca un punto de inflexión en el desarrollo de la ciudad, pero también de la Feria. Y así, mejorándose año tras año, ha llegado plena de veterano mérito a nuestros días, con la particularidad de que este año la Feria de Abril comienza en mayo.

FeriaSevilla es dual. Y las dos mejores definiciones de la Feria que yo conozco proceden de dos maestros del periodismo hispalense que influyeron en mi formación. Y en mi conocimiento profundo de esta ciudad que me adoptó para siempre. Y a la que también siempre he amado. Pertenecen a Antonio Burgos y a José Antonio Blázquez, ya fallecido. “La Feria es mujer solicitada, en cuya conquista juega lo suyo el desdén”, escribía Antonio, entonces de 24 años, en Abc de Sevilla el lunes 22 de abril de 1968. “La Feria es un milagro de color, donde se adecuan luces y formas”, apuraba Blázquez en ese mismo ejemplar, transformando en pincel su ya de por sí elegante y sutil pluma. Yo ya conocía la Feria de niño, pero fue en ese mismo 1968, recién cumplido los 14 años, cuando descubrí toda su dimensión y grandeza. Como estaba interno en el Colegio Claret, en Heliópolis -paraiso bético, pero confín entonces de Sevilla-, la espera al sábado -primer día de paseo en el fin de semana- fue larga, aunque tengo que reconocer que me ayudaba a hacerla más corta mi compañero de dormitorio y buen amigo desde entonces Antonio Rivera Pérez, único escolar a quien los curas le permitían salidas extraordinarias en los días de farolillos puesto que su hermano Paquirri cada tarde que hacía el paseillo en la Maestranza le mandaba al mozo de espada con una entrada de tendido de sombra. Recuerdo que tras la cena del lunes, un grupo de bachilleres -entre ellos Francisco Jurado Montijano, Honorio López Peral, Tomás León Domecq y el malogrado Manolo Arenas Bocanegra, hermano mayor de Javier- nos conjuramos a mantenernos despiertos hasta alcanzar la medianoche para, desde los ventanales del internado que se abrían hacia la Palmera, contemplar el impacto de la prueba del alumbrado, que creaba una inmensa corona de luz artificial sobre una ciudad entonces de farolas tenues. Era todavía aquella la vieja Feria del Prado, que enganchaba con otra vecina entre los pabellones del 29 llamada Feria de Muestra Iberomericana, donde la Casa Braun regalaba una maquinilla valorada en poco más de mil pesetas a todo aquel barbudo que se sometiera en público a un rasurado. En ese recinto, los concesionarios de automóviles exponían sus mejores vehículos, aunque el coche familiar de moda entonces era el Seat 124. Y la inmobiliaria de la Ciudad de los Condes de Rochelambert cerraba operaciones para parejas casaderas con ventajosa financiación por parte de El Monte. También se mostraban motores de inyección para faenas agrícolas, además de una amplia gama de tractores y utensilios para el campo. La Casa Cola-Cao obsequiaba batidos fríos en vasos de papel cera. Y Avecrem hacía lo mismo con su caldo de pollo. Esta no era una feria de buñuelos o de manzanas caramelizadas, como la del Prado, sino de algodón americano, que pronto se infiltraría en aquella otra instalándose para siempre entre las atracciones de la Calle del Infierno. Como la Feria de Abril es siempre efímera, apenas nada material queda conservado de su historia, salvo la primitiva estructura metálica de la caseta del Real Círculo de Labradores, que hoy se puede ver en la finca Majuelo de Soto en la vieja carretera que une Bollullos del Condado con Almonte, puesto que sus propietarios la adquirieron como capricho en 1930 instalándola a modo de marquesina junto al caserón familiar. Cosa que es de agradecer, puesto que no sólo salvaban de la chatarrra a fundir un elemento histórico de aquella primitiva feria de la última mitad del siglo XIX sino una importante estructura de hierro contemporánea a la arquitectura eiffeliana.

Recuerdo someramente aquella Feria de 1968 a la que acudí como adolescente. Pero tengo suerte. Y la crónica del entonces joven reportero Burgos, leída ahora en la hemeroteca digital, me acerca a un variado universo de mecedoras, consolas y cornocopias en las casetas. Retratos de la Macarena, de Jesús del Gran Poder y de la Esperanza de Triana. Carteles taurinos de la escuela impresionista de Ruano Llopis y Juan Reus, de la Litografía valenciana de la Hija de José Ortega, desde 1871 al servicio de la Fiesta. Tamborileros de Umbrete y Escacena. Y camareros de Sanlúcar la Mayor, Huévar del Aljarafe y Villalba del Alcor. Aquella era una feria con armarios en las trastiendas para el queso y la caña de lomo. Con medias botellas de vino fino o de manzanilla ahogadas en la nieve. Y de cigarrillos emboquillados, Goya del estanco para los que fumaban negro. Y Graven A de Gibraltar, para los que preferían rubio. Quedábamos en la puerta de La Raza o en la del Bar Citröen si se trataba de extravíos. De la Pasarela a la Calle del Infierno. O de la Calle del Infierno a la Pasarela. Vestíamos chaqueta azul, pantalón gris y corbata de elástico. Y comprar un abono de fichas para los coches locos salía más barato que ir pagándolos de uno en uno. Los blancos puestos de turrón se alineaban con sus luces a lo largo de la calle San Fernando. Y las casetas de buñuelos rodeaban las Estación de Autobuses con su particular humareda, gitanos ellos, de impoluto blanco. Y gitanas ellas, también de blanco, con sus delantales de encaje. Y sus pulseras de oro, de la que colgaban centenarios mexicanos. Si en la Feria de 1850, la cuarta de su historia, acudieron 60.000 cabezas de ganado, a la de 1968 sólo llegaron 3.434, de manera que en los años siguientes la tradición se fue perdiendo hasta quedar extinguida con el traslado de la Feria a Los Remedios, su emplazamiento desde 1973. Desde entonces, pocos años he faltado a la Feria. La despedí en El Prado. Y la inauguré en Los Remedios. Pero aquella Feria de 1968 la tengo como punto de partida. Eran tiempos de Massiel y Eurovisión. De las apariciones de El Palmar de Troya. Y de las fiestas de Hornacina de la Escuela Superior de Arquitectura. Sevilla era una ciudad consumidora de radio. Costumbrista. Y que se miraba cada mañana en las páginas de huecograbado de Abc. Una ciudad que ya homenajeaba oficialmente por entonces a la duquesa de Alba. Que asumía como seña de identidad la sonora, y particular, publicidad emanada de la emisoras de la ciudad. Que nos familiarizaba con el Café Catunambú, Muebles Rodri, Lámparas El Porvenir [en Valparaiso, 15] y Almacenes Vázquez. Con el Betis. Y con el Sevilla. Con los Relatos en la noche, de Juan Bustos. Y con el Rosario radiado de los dominicos de San Jacinto de Triana. Ya sin su Ora pro nobis. La feria de 1968 terminaba para mi con el encendido del alumbrado, viernes y domingo. Mis dos únicos días de Feria como adolescente, aunque ya conocía sus luces desde la distancia. Y desde su comienzo. Con los zapatos empolvados de albero, emprendía entonces camino de regreso hacia la Palmera en busca de la parada del 19 que me devolvía al Colegio. En Heliópolis, confín de Sevilla, aunque paraiso bético. Con sus hotelitos. El Avelino, cuando no el Jamaica. Y el olor de azahar. O el de sus jazmines y damas de noche. Lejos. Y cerca. Pá jartarme de reir./ Le puse la cama en alto. / Ole salerito y ole. / Le puse la cama en alto, salerito. / Y no se podía subir. http://www.fernandoorgambides.com/

comments powered by Disqus

Más Noticias de Feria de Abril

V Concurso Internacional de Enganches de Tradición “Ciudad de Sevilla” Copa de Naciones y IV Campeonato de España.

Durante la mañana del sábado tendrá lugar este concurso enmarcado en el calendario de eventos europeo. La jornada comenzará con la presentación de los carruajes que participarán en el concurso para posteriormente realizar un circuito de, más de [...]

18 casetas públicas en el recinto ferial de Los Remedios, Sevilla

Para el personal que no tiene casetas privadas y/o turistas que quieran entrar en una y que no sepan cuales son y dónde se encuentran, lo cuál a continuación se los detallamos, la Feria dispone de 18 casetas con acceso libre al público en [...]

Desde el domingo día 30 de abril y hasta el viernes 5 de mayo el barco de Ron Legendario lleva gratis a los sevillanos a la Feria y a los toros

Sevilla, 28 de abril de 2017. Un año más, Ron Legendario repite su campaña de imagen durante la Feria de Abril de Sevilla, una acción que ha disfrutado de gran éxito desde que en 2010 la marca convirtiera un barco de grandes dimensiones en una [...]

Hermanos Mayores Penitenciales y directivos de casas Institucionales en la recepción de la caseta de Feria del Circulo Mercantil de Sevilla.

Un año más la caseta de la Feria de Abril del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla de la Calle Joselito el Gallo del número del 13 al 21, que preside su actual presidente Práxedes Sánchez Vicente, invitó a una magnifica recepción a [...]

Viernes de Feria

Mañana de niebla, tarde de paseo. Después de una mañana con niebla, ha salido un tímido sol que previsiblemente acompañará a los feriantes y visitantes durante este Viernes de Feria. Todos los indicadores dicen que mañana vuelven las lluvias. [...]

Jueves de Feria

Ayer record de asistencia al Recinto Ferial. Hoy se espera una ligera menor afluencia a la Feria a pesar que el tiempo ha mejorados sensiblemente y es mucho más agradable estar en la calles del Recinto Ferial. En la Maestranza Castella, [...]

Miércoles de Feria

El tiempo nublado durante la mañana y unas cuantas gotas de lluvia han hecho que las personas que pensaban acudir al recinto retasaran su presencia en el mismo. Los datos de TUSSAM reflejan que había entorno a un 15% menos de viajeros. A las 4 [...]

XXXI Exhibición de Enganches, en la apertura de la Feria de Abril.

Después de la semana de Pasión, Sevilla, a mediado de primavera, se convierte en la novia del Mundo y para este se acicala con perfume y flores de azahar. Se viste con su traje de flamenca,con volantes de farolillos y nos regala la Feria.

EL MERCADO LONJA DEL BARRANCO ACOGIÓ HOY LA PRESENTACIÓN DEL NUEVO DISCO DEL GRUPO SEVILLANO RAJEO

En el día de hoy, y coincidiendo con el Lunes de Pescaíto, se presentó en el Mercado Lonja del Barranco el nuevo disco del grupo sevillano Rajeo, ?Lunares?. Durante la presentación del disco, el grupo compuesto por Álvaro Arcos, Miguel [...]

La saca de 2016 presenta un Tío Pepe en Rama sublime y contundente, fiel al estilo tradicional de Tío Pepe.

Jerez de la Frontera, abril de 2016.- Como cada año, la primavera marca el momento de Tío Pepe en Rama. Es en esta estación cuando ?la flor? inunda de vida la bodega. Cuando Antonio Flores, enólogo y master blender de González Byass, interrumpe [...]

ERIKA LEIVA PONE EN PIE EL TEATRO MAESTRANZA EN EL CONCIERTO DE FERIA

La real Orquesta Sinfónica de Sevilla celebraba su 25 aniversario y lo hacía con un concierto de Feria dedicado al maestro Juan Solano y contado como invitados con el maestro Santiago Serrate y con la intérprete Erika Leiva. El domingo a las [...]

Video Erika Leiva en concierto de Feria con la Sinfonica de Sevilla en el Teatro Maestranza 2016, canta Un rojo, rojo clavel

Video Erika Leiva en concierto de Feria con la Sinfonica de Sevilla en el Teatro Maestranza 2016, canta Un rojo, rojo clavel

CONVOCATORIA DE PRENSA ENTREGA PREMIOS LUZ

El próximo martes 12 de abril a las 13:30h, tendrá lugar en la Caseta del Círculo Mercantil e Industrial de la Feria de Sevilla, la entrega de los Premios LUZ, unos premios que reconocen la labor de proyectos, iniciativas y profesionales en el [...]

Ron Legendario te lleva al Real en barco

Sevilla, 11 de abril de 2015. Un año más (y ya van 7 consecutivos) el barco de Ron Legendario viste de Feria al río Guadalquivir, convirtiéndose en uno de los transportes alternativos para llegar al Real de la Feria. A partir de mañana [...]

Sevilla Magazine celebra su tercer aniversario junto a El Correo de Andalucía con la inauguración, a partir de mañana en el Palacio de los Marqueses de la Algaba, de una exposición con muchas famosas y muchos volantes

Sevilla Magazine celebra su tercer aniversario junto a El Correo de Andalucía con la inauguración, a partir de mañana en el Palacio de los Marqueses de la Algaba, de una exposición con muchas famosas y muchos volantes Mónica Naranjo, [...]

JOSÉ VARO GARRIDO, GANADOR DEL III CONCURSO INTERNACIONAL CIAT CIUDAD DE SEVILLA

Las calles de Sevilla han acogido por tercer año consecutivo esta espectacular competición internacional de Enganches, con un recorrido de 14?400 km y una prueba de manejabilidad en los Jardines del Prado de San Sebastián El Real Club de [...]

TRADICIONAL CENA DE GALA DEL XXXI ANIVERSARIO DE LA EXHIBICIÓN DE ENGANCHES

Como cada año, la tradicional cena de gala que antecede a la Exhibición de Enganches se ha celebrado en el Museo de Carruajes de Sevilla. La cena se ha convertido en una cita fundamental , punto de encuentro de las personalidades más relevantes [...]

Ron Legendario te lleva al Real en barco

Sevilla, 8 de abril de 2015. Un año más (y ya van 7 consecutivos) el barco de Ron Legendario viste de Feria al río Guadalquivir, convirtiéndose en uno de los transportes alternativos para llegar al Real de la Feria. A partir del martes 12 y [...]

La Excma. Sra. Marquesa de Méritos, presidenta de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, recibe de manos del maestro Morante de la Puebla un ejemplar de la edición de honor de El Arte de Birlibirloque

La Excma. Sra. Marquesa de Méritos, presidenta de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, recibe de manos del maestro Morante de la Puebla un ejemplar de la edición de honor de El Arte de Birlibirloque, obra del autor de la [...]

SEVILLA SE VUELCA CON LOS ENGANCHES

Sevilla, Capital Mundial del Enganche da el pistoletazo de salida a tres días en los que los coches de tradición harán las delicias de sevillanos y turistas Sevilla se ha vuelto a echar a la calle un año más para admirar la belleza de los [...]